Sé que encontrar ropa usada (ya sea vintage o second hand) requiere de mucho tiempo y dedicación. Por eso, después de casi una década buscando piezas hermosas para mi clóset y para vender, me siento con la confianza de escribir esta lista de lugares y de formas para encontrar prendas o accesorios de este tipo. Creo que con estas recomendaciones será más fácil ir creando un guardarropa sustentable.

Ubica los mercados o tianguis

Aunque parezca que sólo son buenos para encontrar comida grasosa y deliciosa, la mayoría de los mercados al aire libre tienen un área en donde están los vendedores de rosa usada. Algunos tienen puestos grandes con cientos de prendas colgadas y otros tienen muy poquitas cosas, puestas sobre una manta en el piso. Nunca sabes con qué te vas a topar y eso es súper emocionante. Anota el lugar y el día de la semana que se pone el mercado para que no se te olvide y lo frecuentes seguido.

Identifica las tiendas de segunda mano 

También se les dice bazares y normalmente tienen horarios similares a los de las tiendas de los centros comerciales así que es fácil que las visites en tus horas libres. Te recomiendo ir con la mente abierta para buscar entre prendas de diferentes tallas y estilos a los que normalmente usas. Las ventajas de estas tiendas es que tienen probador y a veces aceptan tarjetas de crédito.

Considera las ventas de garage

Estas ventas espontáneas suceden casi siempre durante los fines de semana en alguna casa y se promocionan con letreros por la calle, en redes sociales o en el periódico. Abre bien los ojos cuando veas en un poste un anuncio que diga “BAZAR”. Yo he encontrado muchas prendas y cosas hermosas dando una vuelta en U y visitando la casa de alguien que decidió vender todo lo que ya no le servía. Si estás de viaje, comprar el periódico es una opción que no suena tan mal porque la sección de clasificados siempre tiene anuncios de venta de ropa usada. No me gustan los grupos de Facebook así que no sé cómo se promocionan las ventas de garage por ahí pero si las redes sociales son tu mole, atrévete.

Anímate a ir a una estate sale

A veces, cuando una persona muere, sus familiares venden su ropa, sus muebles y casi todos los objetos de su casa. Suena un poco intenso y creo que lo es. Nunca he ido a una de estas ventas masivas. Son muy comunes en Estados Unidos así que, si estás por ahí de visita y te gusta la aventura, acude a una estate sale. Los rumores dicen que puedes encontrar muchas cosas raras y ropa antigua en lotes y a precios bajos.

No le hagas el feo a los centros de donación y considera ayudar su causa

En mi búsqueda por donar prendas que ya no me sirven he encontrado varias asociaciones que reciben y venden prendas en buen estado. Por lo general, estos sitios utilizan el dinero para ayudar a algún grupo vulnerable (niños, adultos mayores, mamás solteras, por ejemplo) así que siempre tienen varios voluntarios o están en búsqueda de más manos para trabajar. Cuando voy a estos lugares siempre trato de donar prendas y comprar otras para llevarme a casa. Algunos aplican el método de “paga lo que quieras”. Si es así, hacer un pago justo es lo mejor para la asociación (y para tu karma).

Ofrécete a limpiar el clóset de alguien más

Saca tus dotes de Marie Kondo y ayuda a alguien conocido a sacar la ropa y los accesorios que ya no utilice o le hagan feliz. A cambio, pídele que te venda o te regale las piezas que pensaba donar. Así, tú podrás quedarte con lo que quieras y podrás donar a alguna asociación lo que no encuentre uso contigo. Considera que las telas de las prendas pueden servir para muchas cosas (trapitos para limpiar, forros de cojines, etc) y trata de aprovechar todo lo que puedas.

Pregunta sin pena

Muchas, muchas, muchas veces le he preguntado a taxistas, a conductores de camiones o a personas random en la calle si conocen alguna tienda de ropa usada. Aplica muy bien si estás en una ciudad nueva. Sólo asegúrate de que el lugar al que vayas sea seguro y, si puedes, ve con alguien más.

Sigue los hashtags adecuados

Si vas a visitar una ciudad nueva, haz una investigación profunda por Instagram y ubica tiendas de prendas second hand y ventas locales siguiendo algunos hashtags que incluyan el nombre de la cuidad a la que vas y los términos “bazar”, “vintage”, “compralocal”.

Visita el showroom de tus tiendas online favoritas

¡Esta opción es buenísima si estás de viaje o en casa! Muchos proyectos de ventas vintage online tienen un lugar físico en donde presentan sus piezas de manera regular o en ventas especiales. Ésta es una manera súper eficiente de encontrar prendas increíbles y en buen estado porque ya pasaron por la selección y la restauración de alguien más. Yo tengo una lista de tiendas online que NECESITO visitar si alguna vez estoy por sus ciudades (por ejemplo, muero por ir al taller y tienda de Bellota Estudio en Tuxtla Gutierrez).

No salgas de tu casa y compra ropa usada por internet

Apoya el trabajo de los dealers de ropa vintage o ropa second hand y compra en sus actualizaciones por redes sociales o en sus tiendas online. Por experiencia te digo que ponemos todo nuestro empeño en ofrecerte piezas únicas y muchas veces incluimos regalitos en tus compras. Si esta opción te interesa, dale una checada al Directorio Nacional de Tiendas Vintage y Second Hand que creó Ure de @elarmariodeurenda.

– Este post se publicó primero en mi newsletter, el 4 de julio de 2019. Si quieres suscribirte y recibir textos similares en tu inbox, haz click aquí –