¡Hola!
Me llamo Alana

Yo soy la persona detrás de este proyecto y aquí te cuento un poco de mi.

 

Estudié la carrera de Periodismo y por algún tiempo me dediqué a escribir para medios de comunicación pero siempre me ha gustado ir a los tianguis y usar prendas que antes fueron de alguien más, así que en el 2009 me convertí en dealer de ropa vintage. 

 

Por muchos años mi trabajo consistió en buscar, reparar y vender prendas preciosas que tuvieran más de 20 años de antigüedad y al estar en esta industria comencé a interesarme por los temas que relacionan a la moda con el medio ambiente y las personas que la usan y la fabrican. A finales de 2017 decidí dejar de comprar ropa en las tiendas grandotas de los centros comerciales y así, poco a poco, he ido creando un clóset consciente formado por prendas vintage o de segunda mano. 

 

En este tiempo he vivido momentos en los que todo fluye y momentos en los que necesito analizar detenidamente mis decisiones de compra de ropa y los objetivos de mi armario y mi estilo personal. Para compartir este proceso creé el #FastFashionDetox, un hashtag que comenzó como algo simple pero le dio un nuevo significado a mi proyecto. 

 

Este movimiento invita a reflexionar en dónde compramos nuestras prendas y ofrece alternativas para minimizar nuestro consumo de moda rápida. Compartir estas experiencias era algo personal pero muchas personas se han unido a esta idea y su apoyo ha sido increíble. Siempre publico sobre estos temas en mi cuenta de Instagram y en mi newsletter. Gracias por estar aquí.

Participaciones

AJ+ Español me entrevistó como parte de un reportaje sobre la problemática de la moda rápida.

Mi podcast favorito me invitó para hablar sobre cómo es vender ropa vintage en México.

En esta charla te cuento cómo me convertí en dealer de ropa vintage.