Ya te he contado sobre cómo es comprar ropa usada en persona pero hoy te quiero platicar sobre cómo comprar prendas vintage en tiendas online.

Te estaría engañando si te dijera que toda la ropa vintage que tengo en mi clóset la he encontrado en centros de donación o en mercados. Algunas de esas prendas vienen de la selección de otras tiendas y muchas veces me he ido a dormir después de una bonita sesión de compras vintage online.

¡Pero no siempre he tenido suerte! He pagado por piezas que al final no eran lo que yo buscaba o me he llevado sorpresas tipo “no sabía que este vestido iba a venir roto”. Digamos que he metido la pata y eso me ha llevado a saber cómo identificar una buena compra vintage antes de pagar mi pedido.

Me gustan mucho los bullets así que te haré una lista práctica para que puedas regresar a ella cuando la necesites.

¡Empezamos!

Paso 1: Identifica a los buenos dealers de ropa 

  • No todos los proyectos de venta de prendas vintage son iguales. Yo trato de ir a la segura y le compro a quienes tienen varias reseñas de clientes.

  • Un dealer que conoce su trabajo siempre hará la distinción entre prendas vintage y prendas second hand. Toma esto muy en cuenta.

  • Elige comprar en aquellas tiendas que incluyen una descripción completa de la prenda, ofrecen varias fotos de la misma pieza e indican en qué condición vintage se encuentra.

  •  Considera que la ropa vintage a veces tiene imperfecciones (manchas, por ejemplo) pero un dealer confiable las señalará en la descripción de la prenda.

Paso 2: Selecciona la prenda que quieres comprar

  • Analiza cada una de las fotos. Toma en cuenta con qué tela está hecha, revisa que realmente se vea en buenas condiciones, trata de imaginártela combinada con prendas que ya sean tuyas.

  • Presta atención a la talla pero también recuerda que los estándares de medidas han cambiado con los años. Básate en las medidas que te ofrezca la tienda y, si no lo hace pero las necesitas, pídelas. También se vale pedir más fotos de la prenda si crees que hay detalles que no están especificados.

Paso 3: Asegúrate de que la prenda sea vintage 

  • Una forma fácil de identificar si estás comprando un vintage real (y no una prenda de segunda mano) es sabiendo reconocer cada elemento de la pieza.

  • Las etiquetas, los botones, los cierres y los hilos pueden determinar la edad de la prenda y aunque a veces no todos estos elementos son evidentes en fotos, seguramente uno de ellos lo será y eso hará que tu compra sea segura.

  • Identificar una etiqueta vintage es fácil. El diseño siempre “se ve antiguo”. Las etiquetas actuales llevan tipografía contemporánea y la mayoría de las veces son de diseño minimalista. Las etiquetas vintage llevan bordados o textos curiosos. Detrás de ellas hay una extensa labor y estoy segura que sabrás reconocerlas cuando las veas.

Paso 4: Lee acerca de los tipos de envío que ofrece la tienda

  • No todos los proyectos de venta de prendas sustentables envían sus productos de la misma manera. En su página deberán señalar el precio del envío y deberán indicar si lo mandan por Correos de México o por paquetería privada.

  • El tiempo de entrega también varía muchísimo. Algunas tiendas envían todos sus paquetes una vez a la semana, otras lo hacen el mismo día de tu compra. En algunas está segura la entrega en tu domicilio de 3 a 5 días hábiles y muchas otras (como la mía) tienen un día de envío en particular.

Paso 5: You do you! 

Este newsletter estuvo inspirado algunas preguntas que JK me hizo hace unos días, cuando los dos estábamos comprando ropa vintage por Etsy y también en el texto de Malvestida que escribió mi amiga Majos Evia. Ahí uno de los tips es “crea tus propias reglas” y pienso que esa recomendación es la más importante porque te permite 1. hacer lo que tú quieras pero 2. siguiendo ciertos parámetros que harán que tu clóset no sea una muestra enorme de todas esas noches en las que nos pusimos a ver ropa para comprar antes de dormir.

¿Cuál es mi regla de oro? Después de hacer muchos corajes con Correos de México decidí no comprar ninguna prenda que no pueda ser enviada por paquetería privada. Algunas tiendas no ofrecen esa opción pero muchas veces han hecho una excepción porque les he escrito para decirles que estoy dispuesta a pagar la diferencia para tener un envío exprés.

El tip siempre es recordar que detrás de cada proyecto hay una persona que entiende y muchas veces puede adaptarse a tus necesidades.

– Este post se publicó primero en mi newsletter, el 12 de septiembre de 2019. Si quieres suscribirte y recibir textos similares en tu inbox, haz click aquí –