Ir a los tianguis es toda una experiencia mágica y la frase más común de quienes vamos muy seguido a esos lugares es «ahí se encuentra de todo, sólo hay que buscarle bien» pero… ¿qué significa eso de buscarle bien?

Aquí te lo cuento. Considera que estos tips aplican para comprar prendas vintage o second hand en mercados, ventas de garage o tiendas de ropa usada. En donde sea.

  • Si el lugar está desordenado (algunas ventas de garage tienen todo, por todos lados), ve primero por la ropa. Sáltate por un momento las cajas o los estantes con objetos y busca entre las prendas. Esto es para que seas de las primeras personas en ver qué joyitas hay por ahí.

  • No le hagas el feo a las prendas que no son de tu género o tu edad. La ropa de niño es preciosa y colorida. Yo tengo varias blusas talla 14-16 de niña que me quedan pegaditas y me encantan. También, hay playeras tropicales fabricadas para hombre que tienen mejores cortes o diseños que las que se hacen para mujer. Toda la ropa es unisex así que ponte lo que quieras, siempre.

  • Tampoco le hagas el feo a prendas que no son de tu talla regular. Experimenta con los largos y los anchos de cada prenda.

  • Si una pieza es vintage, no creas al 100% la talla que dice la etiqueta. Considera que los estándares de medidas han cambiado con los años y lo que ahora es una talla mediana pudiera ser una talla chica o grande en los parámetros actuales. Buscarle bien a veces significa ver más allá de lo obvio.

  • Fíjate muy bien en las telas y en su calidad. Si sabes que te gustan las telas ligeras, no tienes que ver cada una de las prendas disponibles. Descarta las que sean de material grueso y ahorrarás tiempo. O viceversa.

  • Cuando encuentres una prenda que te gusta en el material adecuado, vela por atrás y por delante. Analiza si tiene algunas manchas, hoyitos o cualquier tipo de imperfección.

  • Que una prenda esté manchada o rota no significa que ya no sirve. Determina si se puede enmendar o desmanchar. Sé que siempre repito esto pero es porque lo considero muy importante.

  • Analiza una prenda por partes cuando sea necesario. Por ejemplo, ¿te gustó la tela de un vestido pero no te encanta el diseño? Tal vez puedas cortarlo y convertirlo en una blusa, ¿los botones están increíbles pero lo demás no tanto? Usa los botones en otro proyecto y la tela de la prenda para limpiar espejos.

  • No tengas miedo a las mesas de rebajas. Revuelve y fíjate de las prendas que están hasta abajo, hechas bolita. Muchas veces ahí están escondidos varios tesoros en $20 menos.

  • Habla con los vendedores. Si en su puesto o tienda encontraste una prenda que te gusta, enséñaselas y pregúntales si tienen más ropa parecida a ésa. Ellos pueden ayudarte a buscar mejor.

¡Espero que te sirvan estos tips!

– Este post se publicó primero en mi newsletter, el 1 de agosto de 2019. Si quieres suscribirte y recibir textos similares en tu inbox, haz click aquí –